Margalit: “La comunidad internacional en este momento debe apoyar a Abu Mazen y presionar abiertamente a Israel”

Meir Margalit es activista por la paz en Oriente Próximo y miembro del partido progresista israelí Meretz. Sionista convencido hasta la Guerra del Yom Kippur en la que fue herido (1973), con los años Margalit se ha convertido en miembro destacado del movimiento pacifista israelí. Es fundador del Center for Advancement for Peace Initiatives (CAPI), organización con la que trabaja para la creación de un futuro Ayuntamiento palestino en Jerusalén Oriental. Cuando se le pregunta sobre el conflicto Israel-Palestina, Margalit no se muerde lengua.

Dos meses después de la Operación Margen Protector, ¿cómo valora la opinión pública israelí los resultados de la invasión?

La sociedad israelí está confundida. Está claro que la operación no ha concluido con un claro triunfo israelí y que una milicia con armamento primitivo ha logrado poner en jaque al ejército más poderoso de Oriente Medio. La mayor parte de la sociedad sostiene que el ataque era imprescindible y justifica los bombardeos, pero comienza a preguntarse qué sucederá de aquí en adelante y no tiene respuesta. La crítica va dirigida hacia el gobierno y la falta de objetivos estratégicos a largo plazo.

¿Y sobre los 2.100 civiles palestinos muertos?

Los 2.100 civiles muertos no afligen demasiado a la sociedad israelí, aunque molesta un poco (y repito: “un poco”) el hecho de que 500 de ellos hayan sido niños. Yo diría que, en general Israel ha perdido la sensibilidad humana y también la vergüenza. Lo que años atrás producía algún tipo de malestar o remordimiento de conciencia ya no existe, fruto de un proceso sistemático de demonización de Hamás.

¿Llegarán a un acuerdo israelíes y palestinos para el levantamiento progresivo del bloqueo en Gaza y la interrupción permanente del lanzamiento de cohetes y misiles?

A estas alturas de los contactos (contactos —y no negociaciones—) parece ser que efectivamente se llegará a algún acuerdo con Hamás basado en la apertura del bloqueo a cambio del desarme de la franja de Gaza. Este desarme es claramente un bluf ya que es imposible monitorearlo, pero Israel lo presentará como un logro de su parte.

¿Debemos esperar más invasiones a Gaza en los próximos años?

Me temo que sí. Es de esperar que haya más invasiones por el hecho de que siempre habrá algún minigrupo terrorista que lance misiles y porque en Israel hay demasiados militares que se quedaron frustrados con los resultados de la guerra y que quisieran una nueva invasión para mejorar por lo menos su imagen.

¿Está preocupado Netanyahu por el acuerdo de unidad entre Fatah y Hamás?

El acuerdo de unidad entre Fatah y Hamás es un golpe bajo al gobierno israelí ya que desactiva uno de los argumentos más potentes que tenía Israel para evitar las negociaciones: el argumento de que Abu Mazen no representa al pueblo palestino sino tan sólo a una parte de él. Ahora Netanyahu deberá buscar nuevas excusas.

¿Cuál es el principal obstáculo que existe ahora mismo para que israelíes y palestinos vuelvan a negociar un acuerdo de paz que ponga fin a 66 años de conflicto?

El principal obstáculo para que palestinos e israelíes acaben con el conflicto se llama Bibi [Netanyahu]. Tenemos uno de los gobiernos más derechistas de la historia de Israel que claramente no está dispuesto a devolver ni un centímetro del territorio ocupado a los palestinos. Sin la retirada de los Territorios Ocupados no hay base alguna para llegar a ningún acuerdo.

¿Es materialmente posible una retirada de los asentamientos israelíes de Cisjordania?

Los asentamientos en Cisjordania están compuestos por colonos económicos —aquellos que viven en los Territorios Ocupados porque es más barato conseguir casa en Cisjordania que dentro de Israel— y colonos ideológicos. Los colonos económicos volverían corriendo a Israel si se les ofreciera una indemnización que les permitiera comprar una casa similar en Israel. Sin embargo, no será fácil evacuar a los colonos ideológicos, aunque tampoco es necesario dado que pueden quedarse en sus colonias bajo bandera palestina. Del mismo modo que hay palestinos que viven en Israel, puede haber israelíes que residan en Palestina.

¿Qué solución es más factible, la de un Estado o la de dos?

Hoy por hoy la solución de dos Estados es todavía factible, aunque no sé durante cuánto tiempo más esta respuesta seguirá siendo relevante. La solución de un Estado binacional es ideal pero no es viable en este momento histórico.

¿Qué puede suponer que Suecia reconozca a Palestina como Estado?

El reconocimiento de Suecia es sobre todo el inicio de una avalancha. Ya hemos visto que el Parlamento británico también ha seguido sus pasos. Ya es hora de que todos los países europeos hagan lo mismo.

¿Qué papel ha jugado la administración Obama en Oriente Medio hasta hoy?

La administración Obama es la gran decepción del movimiento pacifista israelí, pero aun con eso y con todo ha conseguido moderar las políticas israelíes. Sin Obama Israel hubiera cometido más violaciones de la ley internacional.

¿Qué debería hacer la comunidad internacional para impulsar la paz con alguna garantía de éxito?

La comunidad internacional en este momento debe apoyar la iniciativa de Abu Mazen y presionar abiertamente a Israel, en particular en el área económica. Israel no tiene incentivos para cambiar sus políticas colonizadoras porque el mundo occidental no se rebela e indirectamente las apoya. Hay que retirar este apoyo y hacer que Israel pague un precio por su política.

Enric Miravitllas

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s