Manuel Canelas, diputado del MAS boliviano: “El liderazgo de Evo Morales es todavía imprescindible”

 

Manuel-Canelas-01-475x250Bolivia ha logrado mantener su estabilidad política tras la reforma impulsada por el presidente Evo Morales desde 2006 (recordemos que el país tuvo 5 presidentes en el período 2000-2005: Hugo Banzer, Jorge Quiroga, Gonzalo Sánchez de Lozada, Carlos Mesa y Eduardo Rodríguez). Esta reforma ha incluido una profunda modificación de la Constitución, el fortalecimiento del rol del Estado en la economía y la aplicación de varios programas sociales. El amplio apoyo popular resultante permitió que el presidente Morales fuese reelecto en 2009 y en octubre del 2014 con un amplio respaldo de más del 61%, esta última no exenta de polémica ya que la Constitución Política del Estado fija un máximo de dos mandatos para el Presidente y el Vicepresidente del Estado Plurinacional de Bolivia; este mandato, estricto sensu, sería el tercero. Una decisión del Tribunal Constitucional permitió la reelección basándose en el hecho de que la aprobación de la nueva constitución estableció el Estado Plurinacional de Bolivia (antes República de Bolivia) y por tanto el mandato 2010-2014 sería considerado el primero de esta etapa. Por consiguiente, una vez finalizado el mandato 2015-2020, para que el Presidente Evo Morales y el Vicepresidente Álvaro García Linera puedan ser candidatos una vez más es necesaria una reforma constitucional que modifique la limitación de mandatos. Esta reforma será consultada a la ciudadanía mediante referéndum el próximo 21 de febrero de 2016.

P: La limitación de mandatos presidencial es algo muy común en las constituciones americanas. En España, por ejemplo, se permite la re-elección indefinida. ¿Cuál es su razón de ser, en general y particularmente en Bolivia? 

R: En Bolivia cuando llega al poder el presidente Evo ni siquiera se permitía una reelección; se trata de una discusión muy larga: reelección sí o no, consecutiva, no consecutiva, indefinida, no indefinida… Esta discusión también tiene que ver con los regímenes políticos. En los presidencialistas, se suelen tener más problemas en admitir reelecciones que en los parlamentaristas. En general en Europa, sino todos, la mayoría son parlamentaristas, donde se aceptan con más facilidad las reelecciones indefinidas, pues se entiende que formalmente hay más contrapesos al poder de un Primer Ministro, aunque creo que solamente es formal ya que en Alemania, que es un régimen parlamentario, resulta difícil pensar que Angela Merkel no tiene tanto poder como un presidente latinoamericano. Creo que ha perdido fuerza la visión contraria a cualquier tipo de reelección. Incluso desde algunos enfoques más liberales e institucionalistas, ya se entiende que una reelección consecutiva no es un problema para la democracia, sino que es un ejercicio de rendición de cuentas vertical. Porque si solo se está un mandato sabiendo que no se va a pasar por el veredicto de las urnas, pueden tenerse muy pocos incentivos para hacerlo bien. En cambio, con una reelección consecutiva, sabes que, si vas a querer mantenerte, necesariamente tienes que pasar por esa rendición de cuentas que son las elecciones. La polémica generalmente viene cuando ya se superan los dos mandatos y en el caso nuestro hubo una discusión al interior del partido sobre si era o no conveniente modificar un artículo de la Constitución para permitir una última reelección del Presidente. No era una decisión ya tomada con anterioridad, se debatió a mediados del año 2015 y al final lo que se estimó fue que el esquema de Gobierno y el esquema de gestión que ha dado buenos resultados a los bolivianos hasta ahora, ya que cada vez que se les ha presentado a las urnas este programa, este plan y este partido, lo han validado de manera significativa. En las ultimas elecciones Evo le sacó 37 puntos al segundo, en ese sentido creo que hay pocas dudas de que en las elecciones nacionales los bolivianos saben bien cuál es la hoja de ruta que quieren apoyar. Entonces nosotros entendíamos que para la permanencia y buena salud de ese modelo seguía siendo imprescindible el liderazgo del Presidente. También por las condiciones en las que se origina el proceso y liderazgo de Evo. Es más o menos frecuente que después de crisis muy severas como en el caso boliviano de desmoronamiento del sistema de partidos, pérdida de todos los referentes, crisis social y económica muy fuerte, lo que emerge suelen ser liderazgos muy fuertes. Con matices, pero yo diría que es lo que pasó con el socialismo en el 82 en España, quizá es como la victoria electoral que consagra que el franquismo ha quedado atrás, o Roosevelt en Estados Unidos, con el New Deal y que si no hubiera muerto habría seguido gobernando. Entre esto y que entendemos que para nuestro modelo de gobierno sigue siendo imprescindible el Presidente, se decide llevarlo a una consulta popular porque obviamente no es una cosa que decide solo el Parlamento, sino que hay que preguntarle a la gente si cree oportuno que Evo se presente una vez más.

P: ¿Es tan crucial que los actuales Presidente y Vicepresidente puedan ser candidatos de nuevo en 2020 como para realizar un referéndum, en lo que de ganar ambos procesos electorales se convertiría en su cuarto mandato consecutivo?

R: La reforma lo que dice es que podría presentarte dos veces mas. De la mano de la sentencia del Tribunal Constitucional se entiende que el primer mandato no llegó a ser un mandato (el primero de 2006 a 2009 fueron menos de 4 años de mandato y con la vigencia de una Carta Magna anterior); entonces digamos que con la sentencia del Constitucional el contador se pone a cero con la nueva Constitución en 2010, por lo que ese sería el primer mandato. Ahora estaríamos en el segundo, es decir, la primera reelección, y si la gente lo autoriza, habría un tercer mandato previo ganar las elecciones en 2019. Si no las ganas, no hay mandato.

P: Esta limitación no fue tocada en la modificación constitucional que dio lugar a la Nueva Constitución Política del Estado en 2009. Desde el MAS siempre se ha defendido la necesidad de varios mandatos para llevar a cabo el Proceso de Cambio. ¿Por qué no se modificó este aspecto cuando se tuvo oportunidad?

R: Cuando se discute en la Asamblea Constituyente en Bolivia no existía ni una sola reelección; en las discusiones en el seno de la Constituyente, todos estaban de acuerdo en que se tenía que habilitar una reelección consecutiva al menos. Había otras posiciones que entendían que no tenía que tener límites la reelección, pero en la Constituyente todo fue un debate y una negociación y la posición final, la posición que mas consenso tenia, era la que defendía únicamente dos mandatos, a pesar de que la demanda, sobre todo de las organizaciones sociales y que llega casi hasta el último momento de la discusión, era que no existiera limitación. Hay todo un acuerdo con las fuerzas mas conservadoras, que en ese momento amenazaban la estabilidad del país y del proyecto, y se decide no poner en riesgo, en esa coyuntura tan complicada, entendiendo que el interés mayor en ese momento era sacar adelante la nueva Constitución.

P: El MAS está en el poder desde el 2006, han pasado 10 años. ¿Siendo consciente de la limitación de mandatos, existe un relevo consistente a las figuras del Presidente Morales y el Vicepresidente García Linera? 

R: Yo sí creo que hay un relevo consistente pero no necesariamente equivalente, por estas mismas condiciones especiales del origen del liderazgo del Presidente Evo y de las características propias del proceso, es imposible que se repita un liderazgo de esas características. Sobre todo por las condiciones de partida, porque el siguiente candidato del MAS, sea para 2019 o 2024, no va a partir del país y de la crisis tan dura de la que partió y en que se originó el liderazgo de Evo. Por tanto sería absurdo pensar que va a haber un liderazgo equivalente. Ahora, después de diez años de Gobierno, por supuesto que tienes banquillo, planes B: Tienes ministros que llevan mucho tiempo ahí, tienes presidentes de la Cámara de Diputados que antes han sido presidentes del Senado, senadoras que tienen condiciones suficientes para ser candidatas a la jefatura del Estado. Pero eso se verá en la medida en que en el Referéndum la mayoría diga que NO.

P: En el escenario de que el NO a la re-elección de Morales y García Linera resultase ganador, todavía quedarían 4 años para preparar el relevo y participar en las elecciones que se celebrarán en 2020, pero no obstante admítame que un nuevo liderazgo añade incertidumbre al resultado. ¿No pondría el NO en riesgo la revolución cultural y democrática que defienden desde el MAS?

R: Confío en la fortaleza del MAS a la hora de poder tener un Plan B. Ahora bien, nosotros hemos tomado la decisión, porque entendemos que los mejores resultados, los mejores equilibrios y la mejor salud del proyecto está con el Presidente. Entonces, si gana el NO, hay cosas que se pondrían en riesgo.

P: ¿De quién sería la responsabilidad por haber pasado todo este tiempo para preparar cuadros políticos sin, aparentemente, aprovecharlo? Más aún cuando el MAS es una confluencia de movimientos sociales muy variados y que por lo tanto en teoría hay dónde buscar.

R: Delfines hay,

P: Pero no son visibles…

R: Yo creo que sí, el Ministro de Exteriores, la Presidenta de la Cámara de Diputados… Yo creo que sí. Lo que no va a pasar es que sea un recién llegado o un outsider, eso es imposible. Yo creo que es gente que tiene experiencia y que ha acompañado al Presidente desde el principio, que tiene experiencia en el manejo del Estado, una buena imagen pública, por lo que no se trata tanto de no tener Plan B, es que no va a haber un equivalente al Plan A. Nosotros entendemos que necesitamos todavía esa figura en el esquema que tenemos. Por supuesto que si gana el NO, a pesar de que yo creo que van a generarse ciertos desequilibrios y lo óptimo seria que siga Evo, hay banquillo.

 P: De acuerdo, hay banquillo, no necesariamente equivalente, pero no solo es necesario que hayan acompañado al Presidente y Vicepresidente unos años, sino que tengan también los apoyos de toda esa confluencia de movimientos, empezando por ejemplo por las confederaciones sindicales, que fueron claves en su momento y que lo siguen siendo ahora. ¿También tienen esos apoyos?

R: Es que es una discusión que no se ha puesto todavía en el escenario, eso habría que verlo, si se mantiene o no cohesionado el proyecto mas allá de la figura del Presidente, se sabrá una vez obtenido el resultado.

P: Es habitual en el continente americano que familiares de ex-presidentes concurran a las elecciones, evitando de facto la prohibición de re-elección y dejando el poder en las mismas manos con diferente rostro; sin pretender ser exhaustivo se me ocurren casos como los Kirchner en Argentina, Keiko Fujimori (hija de Alberto Fujimori) y Nadine Heredia (esposa de Ollanta Humala) en Perú, los Clinton y los Bush (Jeb Bush es el tercer candidato de la familia) en los EEUU, Sandra Torres (esposa de Álvaro Colom) en Guatemala, Marta Linares (esposa de Ricardo Martinelli) en Panamá, Margarita Cedeño (esposa del tres veces presidente Leonel Fernández) en República Dominicana, entre otros. ¿Se cuenta en Bolivia con esta carta? La prensa boliviana ha tratado en ocasiones de colocar a la hija de Evo Morales en la carrera presidencial…

R: Es muy joven, habrá que ver que ambiciones tiene, que proyectos de vida tiene, desde luego no tiene ninguna actividad política significada, así que por ahora nada.

P: ¿Existe la posibilidad de una candidatura “a la rusa” como hicieron Putin y Medvedev, es decir, un enroque ajedrecístico presentando a Morales como Vicepresidente y a García Linera como Presidente?

R: No, nunca se ha pensado.

P: ¿Pero sería legal?

R: Creo que como casi cualquier norma, sería interpretable, pero en la medida en que el proyecto siempre ha tenido un mismo orden de ubicación, que la figura imprescindible es el Presidente Morales y que este tiene un acompañante que es muy importante en el esquema, que es Álvaro García Linera, nunca se ha puesto como una opción invertirlos. No recuerdo la literalidad del artículo 138, pero sería interpretable.

P: Otra modalidad para evitar la limitación de mandatos es lo que hizo Lula Da Silva en Brasil, proponiendo de candidata a Dilma Rousseff y no descartando presentarse de nuevo tras una salida de Rousseff. ¿Hay candidato de transición para luego volver en 2025?

R: Lo que pasa es que, una vez planteada la reforma para que Evo pueda presentarse de nuevo, en caso de que no pueda, es obligatorio buscar otra persona y seria adelantarse demasiado, ya que esa persona podría gobernar todavía dos legislaturas más en caso de ganar en 2019.

P: Macri en Argentina y victoria de la oposición en las legislativas venezolanas. Este referéndum llega en un momento en que algunos aliados regionales tradicionales han cambiado de color, lo que se está presentando desde algunos medios como una cambio de época en América Latina. A esto se suma que, tras la victoria de Evo Morales en 2015, se han perdido importantes ciudades y departamentos del país por parte del MAS además del NO cosechado en los referéndums de los Estatutos departamentales. Las encuestas sobre el referéndum no dan un resultado claro. ¿Qué va a pasar?

R: Yo todavía le pongo comillas a si se trata de un final de ciclo, un giro o un cambio. En el sentido de que la única novedad a nivel de jefatura de Estado es el Gobierno de Mauricio Macri. En Venezuela más allá de la situación complicada que tienen, la oposición ganó unas legislativas, todavía tienen que esperar a ver si ganan unas generales pues hay que presentar un proyecto de país que convenza a la gente. Situación parecida sería aquí, en caso de que gane el NO en el referéndum, hay casi cuatro años más de Gobierno de Evo. Son cosas diferentes las que se preguntan en todo caso en unas generales y una pregunta para reformar un artículo de la constitución que permita que Evo se presente una vez más. Creo que hay un interés en construir un relato conservador o de freno a los gobiernos progresistas en América Latina que casi identifican como lo mismo unas legislativas, un Referéndum de reforma de la Constitución y unas generales. En todo caso habrá que evaluar las fortalezas y los giros dentro de cada país. Yo todavía no creo que haya condiciones suficientes para un contenido muy real del relato de un giro conservador o el fin de los gobiernos progresistas. Por ahora es más un deseo que  una realidad.

P: Más un deseo, pero la derecha latinoamericana tiene puesto el ojo en las próximas citas electorales como son este Referéndum, elecciones en Ecuador…

R: En Ecuador no va a haber referéndum, porque ya hicieron las modificaciones constitucionales sin consulta popular porque el Constitucional entendió que no hacía falta; entre la Asamblea y el Constitucional las aprobaron. El Presidente Correa ya no va, lo más probable es que vaya Lenin Moreno, el Vicepresidente, que es el político más popular del país. Yo creo que Alianza País tiene condiciones sobradas para volver a hacer gobierno sin Correa. Lo que pasa es que hay muchos matices ahora, está claro que a la hora de confrontar los relatos es muy importante lo que pase en el referéndum acá: si gana el NO, así gane por un punto, le va a dar más impulso a la idea de “bueno, esto ya se acabó”. Por el contrario, si gana el SI, va a ser como una especie de frenazo de ese cuento.

P: Como hemos comentado con anterioridad, pase lo que pase en el referéndum todavía quedan algo menos de 4 años de legislatura. ¿Cuáles son las principales preocupaciones durante este período? Me refiero tanto a las más importantes como a las más urgentes, pensando en la necesidad de acelerar determinadas reformas por la posibilidad de no continuar más allá de 2020.

R: En realidad no hay mucho cambio con respecto al programa de gobierno con el que ganamos las elecciones en 2014 y que en buena medida están dentro del Plan Nacional de Desarrollo: Apostar sobre todo al desarrollo de la capacidad energética del país para no depender solo de los hidrocarburos en cuanto a aspectos económicos. En lo social, continuar con las políticas de redistribución e institucionalizar más y mejor varios órganos e instituciones del Estado que todavía son muy débiles. El problema de la justicia tendría que solventarse de cualquier manera en esta legislatura; mejorar tus condiciones de salud mas allá de gastos elevados en infraestructura, hay problemas en cuanto a los recursos humanos, etc. Pero bueno yo creo que es lo siguiente que toca en un proceso de modernización pendiente del país que las élites tradicionales nunca llevaron a cabo, a diferencia de otras burguesías latinoamericanas, la boliviana no hizo ni siquiera eso, por lo que tienes como una segunda fase del proceso de modernización más o menos clásico.

P: ¿Quieres añadir algo mas con respecto al Referéndum?

R: Que ya se verá, veremos que pasa el día 21 de febrero.

 

 

Micromasclismes

Fa temps que dono voltes a com denunciar certs comportaments que —primer com a nena i després com a dona— em fereixen, i el fet de no trobar mai l’ocasió per fer-ho, em produeix frustració i impotència. Aquest escrit breu a cor obert pretén ser el primer pas per donar-los visibilitat:
De vegades ens és fàcil identificar expressions masclistes en determinades persones d’altres cultures i col•lectius, tanmateix som incapaços i incapaces de reconèixer comportaments que representen greuge, assetjament o desigualtat cap a les dones en el nostre entorn. I no els reconeixem simplement perquè se’ns van inoculant —a homes i dones— des de molts entorns (el familiar, l’educatiu, el social….) i ens fan esclaus i esclaves de cànons al llarg de tota la vida.
Quan a les dones ens menystenen en l’àmbit laboral pel “risc” a que nosaltres assumim la criança dels fills i filles —(Companys, lluiteu per poder gaudir d’un permís de paternitat digne! Val molt la pena dedicar-nos als nostres petits)—; quan la vergonya ens ennuega al carrer i hem d’abaixar la vista per comentaris sobre el nostre cos; quan homes de l’entorn i l’edat del nostre pare comencen a mirar-nos “d’aquella manera”; quan hi ha familiars homes que van més enllà i transgredeixen “aquella barrera”…
Tot això, que jo he patit en menor o major grau, està tant normalitzat socialment que es dilueix fins fer-se invisible. Per què no ens parem a pensar si, d’una banda, els nostres companys, amics, germans, pares en són conscients i, de l’altra, si la resta de dones també pateixen en aquest masclisme quotidià?
Jo voldria saber si vosaltres amics, amigues, companys, companyes, familiars… ho reconeixeu, perquè jo sí i ho penso combatre, i vosaltres?

Carol Pujadas

Tres preguntas sobre la campaña “Cataluña con los refugiados”

El viernes de la semana pasada recibí varios mensajes de whatsapp donde se me informaba de una recogida “masiva” de material para los refugiados en Europa Central. Supongo que no fui el único. En este mensaje, de tono bienintencionado pero con deficiencias impropias de una acción de ayuda humanitaria, se me instaba a llevar tiendas de campaña, sacos de dormir, mantas, anoraks y botas para proteger del frío a niñas y niños, abuelas y abuelos, madres y padres, en la antigua fábrica Fabra i Coats de Barcelona.

Ocho días después, habiendo descubierto más detalles sobre quién está detrás de esta campaña llamada “Cataluña con los refugiados”, me vienen tres preguntas a la cabeza:

  1. ¿Por qué en los whatsapp se escondía el nombre del promotor de la iniciativa, la Fundación Nous Catalans? Los mensajes hacían una referencia genérica a los impulsores, “diez entidades, sociales, culturales y ONG”, sin revelar sus nombres. Una opacidad que, si bien no se puede hacer extensiva a la página web de la campaña, no es ajena al funcionamiento de esta fundación vinculada a Convergencia Democrática de Cataluña (CDC) que ocultó su existencia al Tribunal de Cuentas, mientras que la Sindicatura – que sí ha podido revisar su contabilidad- ha advertido sobre la falta de transparencia. No en vano, el administrador de Nous Catalans es Andreu Viloca, tesorero de CDC, detenido el pasado 21 de octubre por presunta financiación ilegal de esta fuerza política.
  1. ¿Por qué la campaña no estaba coordinada con las entidades que se dedican a estos temas? Sorprende que una acción humanitaria que se llama “Cataluña con los refugiados” se haga al margen de las dos plataformas catalanas que reúnen mayor número de entidades que trabajan en estos temas, es decir, con personas refugiadas o en temas de cooperación internacional: la red Asil.Cat (formada por 7 asociaciones) y Lafede.cat (que tiene 114). Pero aún es más sorprendente que entre las 10 asociaciones que participaban en la acción (1) sólo hubiera una con experiencia en ayuda humanitaria o en cooperación para el desarrollo: Barcelona Acción Solidaria, entidad que arrastra graves problemas de financiación desde 2011 a raíz del secuestro de dos de sus cooperantes. Sin embargo, la descoordinación no se detiene aquí: según apuntan fuentes municipales, nadie ha tramitado el permiso en el Ayuntamiento para llevar a cabo la recogida en el equipamiento público de la Fabra i Coats. Este podría ser el motivo por el cual el lugar de recepción de la ropa hubiera sido cancelado a última hora.
  1. ¿Por qué Nous Catalans no denuncia las causas del sufrimiento de las personas refugiadas que se encuentran actualmente en tránsito en Europa? La Fundación no duda en ponerse medallas por la organización de esta campaña, que califica de “éxito” (2). Pero si vamos más allá de los tres tráilers de ropa que se enviarán a Eslovenia, Nous Catalans no ha demostrado mucho interés por las personas que tienen que desplazarse forzosamente por causa de graves violaciones de derechos humanos. Dos ejemplos ilustran esta falta de preocupación:

La Fundación no ha firmado el manifiesto de la plataforma Stopmaremortum, en la campaña en la cual se han adherido organizaciones sociales y fuerzas políticas muy diversas. No es casualidad que la Fundación no aparezca, ya que entre sus objetivos no está el de presionar a Europa para dotar de más recursos las políticas de asilo y refugio; tampoco el de reconvertir el mandato de FRONTEX para incorporar el rescate de personas refugiadas, ni denunciar las políticas europeas de intervención militar, ni acabar con la hipocresía de la externalización territorial del drama migratorio. Todo esto no parece importante para la sectorial de inmigración de Convergencia.

Por otra parte, Nous Catalans no ha dicho ni pío durante cinco años de gobiernos convergentes, mientras el presupuesto de cooperación internacional de Cataluña pasaba de 39 a 7 millones de euros entre 2010 y 2015. Es decir, que mientras CDC reducía un 82% el dinero destinado a cooperación internacional que sirve para financiar proyectos de desarrollo y de acción humanitaria -algunos similares a la campaña impulsada-, Nous Catalans no ha levantado la voz. O sea, que después de recortar 32 millones la solidaridad de Cataluña con el mundo, tenemos que entender como un “éxito” enviar tres camiones de ayuda aportados por la ciudadanía. Será que “éxito” y “fracaso” son conceptos relativos.

Enric Miravitllas

(1) Barcelona Acció Solidària, Fun­dació Esportiva Grama, Fun­dació Nous Cata­lans, Dis­tricte 11, FAEC (Fed­eració d’Associacions Equa­to­ri­anes a Catalunya), FEDAS­CAT (Fed­eració d’Associacions Colom­bianes a Catalunya), FAHON­CAT (Fed­eració dels Hon­durenys de Catalunya), l’Associació cata­lanomar­ro­quina de Santa Coloma “Enda­vant”, l’Associació Biafra Catalunya, el “pro­jecte Xevi” dels Parcs de bombers de la regió de Girona, un col·lectiu d’associacions de Vilade­cans i dues AMPAs de Barcelona.

(2) El enlace a la web de la noticia sobre la campaña es aún más optimista y lo tacha de “inmenso”: http://www.nouscatalans.cat/index.php/106-noticies/societat/drets-humans/catalunya-amb-els-refugiats/9761-exit-immens-de-la-campanya-solidaria-catalunya-amb-els-refugiats.html

¿Y las niñas refugiadas?

Josh-Zakary_17_09_15_Viena-300x242

Foto: Josh Zakary

La mayoría de niñas que viajan solas para buscar otra vida en Europa jamás alcanzan su destino. Esta es la escalofriante conclusión a la que ha llegado en Bruselas la comisión Libe, de libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior.

“Las niñas desaparecen por el camino y no sabemos cómo”, afirmó el portavoz de esta comisión del Parlamento Europeo después de presentar dos estudios acerca de las políticas, prácticas y datos  sobre menores no acompañados en los estados miembros. “Sí sabemos que los niños y las niñas salen de sus países en una proporción de mitad y mitad, pero en la práctica aquí solo llegan niños”.

Funcionarios europeos se extrañan del nulo eco mediático de ambos estudios desde que los datos comenzaron a divulgarse en la sesión del 16 de julio. La comisión apunta la posibilidad de que los menores caigan en redes de trata de seres humanos y en tramas específicas de proxenetismo.

Representantes de Sverige Demokraterna (SD), el pujante partido de ultraderecha sueco, negaron la fiabilidad de los estudios y aseguraron en la comisión que el auténtico problema reside en las artimañas de muchos mayores de edad para dar el salto al norte. Según SD, jóvenes que rebasan los 21 años se deshacen de sus pasaportes antes de pisar Europa y declaran ser menores para así ser acogidos obligatoriamente.

Ramon Miravitllas

Tres preguntes sobre la campanya “Catalunya amb els refugiats”

nouscatalansDivendres de la setmana passada vaig rebre diversos missatges de whatsapp on se m’informava d’una recollida “massiva” de material per als refugiats a Europa Central. Suposo que no vaig ser l’únic. En aquest missatge, de to benintencionat però amb deficiències impròpies d’una acció d’ajuda humanitària, se m’instava a portar tendes de campanya, sacs, mantes, anoracs i botes per protegir del fred a nenes i nens, àvies i avis, mares i pares, a l’antiga fàbrica Fabra i Coats de Barcelona.

Vuit dies després, havent descobert més detalls del qui i del com d’aquesta campanya anomenada “Catalunya amb els refugiats”, em vénen al cap tres preguntes:

1. Per què en els whatsapp s’amagava el nom del promotor de la iniciativa, la Fundació Nous Catalans? Els missatges feien una referència genèrica als impulsors, “deu entitats, socials, culturals i ONG”, sense revelar-ne els noms. Una opacitat que, si bé no es pot fer extensiva a la pàgina web de la campanya, no és aliena al funcionament d’aquesta fundació vinculada a Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) que va amagar la seva existència al Tribunal de Comptes, mentre que la Sindicatura – que sí que ha pogut revisar la seva comptabilitat- l’ha advertida sobre la manca de transparència. No en va, l’administrador de Nous Catalans és Andreu Viloca, extresorer de CDC, detingut el passat 21 d’octubre per presumpte finançament il·legal d’aquesta força política.

2. Per què la campanya no estava coordinada amb les entitats que es dediquen a aquests temes? Sorprèn que una acció humanitària que es diu “Catalunya  amb els refugiats” es faci al marge de les dues plataformes catalanes que apleguen major nombre d’entitats que treballen en aquests temes, això és, amb persones refugiades o en temes de cooperació internacional: la Xarxa Asil.Cat (formada per 7 associacions) i Lafede.cat (que en té 114). Però encara és més sorprenent que entre les 10 associacions que participaven en l’acció (1) només n’hi hagués una amb experiència en ajuda humanitària o en cooperació per al desenvolupament: Barcelona Acció Solidària, entitat que arrossega greus problemes de finançament des de 2011 arran del segrest de dos dels seus cooperants. Tanmateix, la descoordinació no s’atura aquí. Segons apunten fonts municipals, ningú no hauria tramitat el permís a l’Ajuntament per dur a terme la recollida a l’equipament públic de la Fabra i Coats. Per aquest motiu, el lloc de recepció s’hauria cancel.lat a darrera hora.

3. Per què Nous Catalans no denuncia les causes del patiment de les persones refugiades que es troben actualment en trànsit a Europa? La Fundació no dubta a posar-se medalles per l’organització d’aquesta campanya, que qualifica d’ “èxit” (2). Però si anem més enllà dels tres tràilers de roba que s’enviaran a Eslovènia, Nous Catalans no ha demostrat gaire interès per les persones que han de desplaçar-se forçosament per causa de greus violacions de drets humans. Dos exemples il·lustren aquesta manca de preocupació:

La Fundació no és signatària del manifest de la plataforma Stopmaremortum, a la campanya de la qual s’hi han adherit organitzacions socials i forces polítiques molt diverses. No és casualitat que la Fundació no hi sigui, ja que entre els seus objectius no està el de pressionar Europa per dotar de més recursos les polítiques d’asil i refugi; tampoc el de reconvertir el mandat de FRONTEX per a incorporar el rescat de persones refugiades, ni denunciar les polítiques europees d’intervenció militar, ni acabar amb la hipocresia de l’externalització territorial del drama migratori. Tot això no sembla important per a la sectorial d’immigració de Convergència.

D’altra banda, Nous Catalans no ha dit ni piu durant cinc anys de governs convergents, mentre el pressupost de cooperació internacional de Catalunya passava de 39 a 7 milions d’euros entre 2010 i 2015. És a dir, que mentre CDC reduïa un 82% els diners destinats a cooperació internacional, que serveixen per a finançar projectes de desenvolupament i d’acció humanitària –alguns similars a la campanya impulsada-, Nous Catalans no ha aixecat la veu. O sigui, que després de retallar 32 milions la solidaritat de Catalunya amb el món, hem d’entendre com un “èxit” enviar tres camions d’ajuda aportats per la ciutadania. Deu ser que “èxit” i “fracàs” són conceptes relatius.

Enric Miravitllas

(1) Barcelona Acció Solidària, Fun­dació Esportiva Grama, Fun­dació Nous Cata­lans, Dis­tricte 11, FAEC (Fed­eració d’Associacions Equa­to­ri­anes a Catalunya), FEDAS­CAT (Fed­eració d’Associacions Colom­bianes a Catalunya), FAHON­CAT (Fed­eració dels Hon­durenys de Catalunya), l’Associació cata­lanomar­ro­quina de Santa Coloma “Enda­vant”, l’Associació Biafra Catalunya, el “pro­jecte Xevi” dels Parcs de bombers de la regió de Girona, un col·lectiu d’associacions de Vilade­cans i dues AMPAs de Barcelona.

(2) L’enllaç al web de la notícia sobre la campanya és encara més optimista i el titlla d’ “immens”: http://www.nouscatalans.cat/index.php/106-noticies/societat/drets-humans/catalunya-amb-els-refugiats/9761-exit-immens-de-la-campanya-solidaria-catalunya-amb-els-refugiats.html

Anna Fernández: “El mercat social contempla tots els sectors de l’activitat econòmica”

Politòloga inconformista, l’Anna Fernándezcoordina el projecte Pam a Pam des dels seus inicis. Gens amant de ser protagonista de l’escena, treballa per continuar situant la vida al centre de tot, començant per un replantejament dels hàbits de consum. Amb aquesta entrevista volem saber si, més enllà d’un discurs, existeix una alternativa real a l’economia capitalista i com es pot articular en el nostre dia a dia.

Per Albert Caramés

Llegir entrevista

Anna Fernández: “El mercado social contempla todos los sectores de la actividad económica”

Anna-Fernández-bona2Politóloga inconformista, Ana Fernández coordina el proyecto Pam a Pam desde sus inicios. Nada amante de ser protagonista de la escena, trabaja para continuar situando la vida en el centro de todo, empezando por un replanteamiento de los hábitos de consumo. Con esta entrevista queremos saber si, más allá de un discurso, existe una alternativa real a la economía capitalista y cómo se puede articular en nuestro día a día.

Por Albert Caramés

Cada vez se oye hablar más: ¿qué es la economía solidaria?

La economía solidaria nos propone una manera de entender la economía donde se pone la persona y sus necesidades en el centro. La propuesta va más allá, ya que se pretende un proceso de radicalidad democrática: el objetivo es crear un mercado social basado en principios de participación, transparencia, equidad, cooperación… los que echamos de menos en el mercado convencional.

No se trata sólo de una teoría, sino de una realidad palpable en muchas iniciativas de sectores muy variados que responden a las necesidades de la comunidad, poniendo atención al entorno y generando actividad económica. Hablamos, por tanto, de un triple beneficio: social, ambiental y económico.

Lo has dicho de pasada: ¿qué es el mercado social?

Al tratarse de una realidad, uno de los principales objetivos es crear un mercado social, una realidad que nos ha de permitir alcanzar todas las necesidades humanas bajo los principios de la economía solidaria. El mercado social contempla, por tanto, todos los sectores de la actividad económica:

La producción, donde el referente es la producción cooperativa, siguiendo los principios de propiedad colectiva, democracia interna y sostenibilidad ambiental. La comercialización, donde el paradigma es la comercialización justa, más allá de lo que se conoce por el comercio justo (centrado en las transferencias del Sur al Norte), que se basa en el diálogo y en el trabajo digno que beneficie a todas las partes. El consumo: aquí se defiende que se haga de manera responsable y consciente, que establezca una revisión crítica de la visión tradicional y huya de la hegemonía del consumismo. Y también la financiación. Las finanzas éticas se erigen como el engranaje de este mercado social, basándose en una completa transparencia en sus procedimientos y garantizando que los ahorros de la gente se invertirán en economía real y proyectos social y medioambientalmente beneficiosos

Entonces, ¿lo que se conoce como la economía feminista forma parte de la narrativa de la economía solidaria?

No exactamente, va en paralelo a la economía solidaria, que a pesar de que concibe el mercado de forma socialmente justa, aunque lo tiene como el epicentro. En cambio, la economía feminista pone la sostenibilidad de la vida en el centro, es decir, reivindica todas las dimensiones que también hacen funcionar el mercado, pero demasiado a menudo quedan invisibilizadas: los cuidados, la economía informal, la atención emocional , doméstica … Producir, comercializar, financiar o consumir no se puede hacer sin la ropa limpia, el cuidado de los hijos y mayores, habiendo comido saludablemente …

Y es entonces que dentro de este paradigma nace el proyecto Pam a Pam, ¿qué nos puedes contar?

Pam a Pam es un mapa colaborativo de iniciativas de economía solidaria en Cataluña, impulsado por Setem y la Red de Economía Solidaria. Para entender los objetivos que persigue es importante ir palabra por palabra de esta definición:

Es un mapa que visibiliza iniciativas de economía alternativa, facilitando a la ciudadanía el cambio de hábitos en el consumo.

Es colaborativo, ya que se construye gracias aa la participación de muchas personas. Se crea, por tanto, un proceso de participación y formación para todas las personas que alimentan el mapa, las cuales se denominan Chinchetas naranjas.

Estas chinchetas, después de haber sido formadas en economía solidaria, contribuyen al detectar y entrevistar iniciativas para conocerlas en profundidad. Cómo se hace? A Partir de un cuestionario sobre 15 criterios de economía solidaria, organizado en bloques y criterios. Hay una apuesta clara por la transparencia: la web muestra el cumplimiento de los criterios de cada iniciativa.

En este proceso nos hemos encontrado muchas sorpresas a la hora de hacer seguimiento de los criterios: las iniciativas se plantean cosas que nunca habían hecho anteriormente (una iniciativa de integración social, por ejemplo, puede que no se ha planteado nunca el consumo de modelo energético). Así, se fortalece la articulación de la economía solidaria y hace que las iniciativas pasen de ser objetos a sujetos

Se trata de un proyecto nacido en Barcelona en diciembre de 2013 en 3 sectores (alimentación, ropa y banca). Tal fue el éxito y la demanda, que ha crecido en todos los sectores y en toda Cataluña a partir de diciembre de 2014. Actualmente hay casi 250 iniciativas detectadas, las cuales se han descubierto con el ritmo humano que permite asimilar este cambio de hábitos.

Es importante también ir al detalle de cómo podemos cambiar ciertos hábitos de consumo en algunos sectores como por ejemplo el sector energético …

El sector energético está muy monopolizado. Sin embargo, existen muchas iniciativas locales menos conocidas. El paradigma lo encontramos con Som Energia, una cooperativa que funciona de forma democrática y que está en proceso de producir energía limpia y renovable. Si tenemos en cuenta que ya son más de 28.000 personas socias nos damos cuenta que la población pide a gritos alternativas de este estilo.

El sector financiero se le ha acusado de ser uno de los grandes causantes de la crisis actual, ¿cuáles son las alternativas?

En este sector, el de las finanzas éticas, tenemos grandes noticias. Se trata de una realidad muy instaurada en el territorio, si tenemos en cuenta que la iniciativa más joven cuenta ya con 20 años de trayectoria. En este contexto de crisis, el grifo del crédito desde estas iniciativas ha sido más abierta que nunca, facilitando el acceso a las iniciativas de economía solidaria, a los que le ha acompañado un más que notable aumento en el ahorro, que se ha multiplicado por 10 desde el inicio de la crisis.

En concreto, destacamos 4 grandes iniciativas: Triodos, Coop57, Fiare y Oikocredit. Todas comparten el objetivo de financiación ético y social, así como un principio de transparencia; mientras que las tres últimas se ciñen en el principio de participación como el núcleo de su funcionamiento.

¿Y respecto al sector alimentario?

El abanico en este sector es muy diverso: desde la opción más cómodo de las tiendas de proximidad, donde podemos adquirir productos ecológicos y de comercialización justa; pasando por las iniciativas que nos hacen cestas y nos las acercan a casa; hasta la opción más “militante” de las cooperativas de consumo, donde un grupo de personas se agrupan para debatir el modelo de consumo, estableciendo un diálogo directo con el productor en un ejercicio de corresponsabilidad y participación.

Tradicionalmente, el sector textil se ha hecho eco de muchas violaciones de derechos laborales …

Se trata de uno de los sectores más deslocalizados a nivel global, con la cadena de producción y proveedores más complicada para hacer seguimiento. Así, la Campaña Ropa Limpia es una iniciativa internacional que quiere dar voz a las trabajadoras para evitar violaciones de los derechos humanos en esta cadena.

Las alternativas en este sector son muy variadas también. Desde la producción local, la utilización de algodón ecológico, el reciclaje de ropa o la ropa fabricada de comercio justo, entre otros. Encontramos un mercado muy desarrollado de mercado de segunda mano, con iniciativas que no sólo fomentan el reciclaje, sino también la integración social en la gestión del proceso de comercialización del textil. Sirve para todos los sectores, pero en este vale la pena insistir en que el no consumo o la reutilización son alternativas a tener muy en cuenta.

Por último, ¿destacarías alguna otra iniciativa?

Una de las buenas noticias actuales es que se están cooperativizando algunos sectores estratégicos en la economía. Desde 2015 tenemos ETICOM-Som Connexió, que nos ofrece una alternativa cooperativa en telecomunicaciones por móvil e Internet.

También me gustaría destacar que encontramos empresas cooperativas que funcionan de forma democrática en casi todos los sectores imaginables: desde bufetes de abogados en la gestión cultural, pasando por servicios de mensajería, librerías o el sector del turismo. La Feria de la Economía Solidaria es un buen ejemplo: el último fin de semana de octubre, en la Fabra i Coats de Barcelona, ​​se podrán ver más de 200 iniciativas de 10 sectores diferentes.